lunes, 9 de enero de 2017

Entre los sidosos y las obras sociales católicas

Entre los sidosos y las obras sociales católicas, salí un poco pasmado de misa ayer. Tuve la imprevista fortuna de asistir a la Eucaristía que celebró el ex arzobispo Berlie ayer a las 6 de la tarde.
Confieso que no es mi sacerdote preferido, así que lo que diga de aquí en adelante tendrá ese sesgo. Pero hago esta reflexión, porque su forma de expresarse y pensar seguro que caló de alguna manera en los sacerdotes a los que dirigió durante muchos años aquí en Yucatán, y de ahí, a la comunidad católica de la diócesis. Qué lástima que las homilías del arzobispo Berlie no se mandan a grabar...digo, por si no me creen que sí dijo lo que dijo.
Durante la homilía, el obispo explicaba la importancia de las obras sociales, y mencionó que entre ellas hay un albergue que atiende a sidosos. Dijo esa palabra al menos 2 veces. Al escucharla me sentí impactado, me llamó mucho la atención el término que usó, por lo despectivo que me parece. No sé si él lo haya usado de forma despectiva o discriminatoria, pero creo que el término ha sido rechazado ya por tener precisamente esa carga ofensiva (1, 2, 3). No soy afecto al debate sobre si el lenguaje construye realidades o no, si es reflejo de lo que somos o no, o si a veces las susceptibilidades son demasiado sensibles a algunas palabras que pueden tener sentidos ambiguos. Pero he de reconocer que me disgustó el uso de esa palabra y más en boca de quien debiera reflejar misericordia, o al menos respeto.
Y luego, la otra cosa que me hizo pensar la homilía tiene que ver con el verdadero cambio y justicia social. Afirmó el obispo, defendiendo la gran labor que hacen las obras sociales de la Iglesia, que cuando uno colabora en ellas (dando dinero, principalmente), entonces sí se hace diferencia, sí se elimina el problema, pero dar la ayuda a quien lo solicita en la calle, eso no sirve para eliminar el problema. Personalmente es algo en lo que difiero, aunque valoro las obras de la Iglesia, porque además trato de participar en varias de ellas de alguna mínima manera. Generalmente, las obras sociales de la Iglesia, son asistencialistas, lo cual difícilmente hace que el problema de fondo, la causa raíz desaparezca. Siendo que estaba el obispo en un templo donde asisten generalmente personas "pudientes" o de al menos de clase media pa`arriba, lo que no dijo respecto a la solución del problema para mí es muy significativo. No nos dijo que los empresarios sean mejores patrones, que los que somos jefes respetemos los derechos laborales, que no haya trabajos esclavizantes, que mejor se aumenten los sueldos y salarios de los empleados, que se promueva una mayor participación ciudadana en la esfera pública. Si todo eso pasara, tal vez se necesitarían menos obras sociales de la Iglesia. Pero este es un discurso que casi no se oye en la Iglesia, aunque hay voces esperanzadoras, tanto de laicos como de sacerdotes. (4)
Creo que necesitamos transitar en las 2 vías. El asistencialismo es necesario, en parte, ante la urgencia del problema actual y la dificultad de que se elimine de verdad en el corto y mediano plazo. Pero debemos de dejar de promover sólo el asistencialimos como la solución a los problemas sociales. No nos quedemos los católicos con la idea de que ayudar de forma asistencialista es suficiente, pues la verdadera solidaridad es aquella que busca y logra la redignificación de todos en todos los aspectos. Es necesario un cambio de paradigma en nuestra forma de organizarnos como sociedad. Rescato un comentario que me hizo un amigo sacerdote (para que vean que no soy comecuras, sí tengo varios amigos sacerdotes), era algo así como: "la comunidad tiene que hacerse cargo de sus pobres". Es verdad, tenemos que hacernos cargos de nuestros pobres, pero para lograr que dejen de serlo.

Referencias:
(1) http://www.censida.salud.gob.mx/descargas/atencion/terminologia_redaccion_unesco.pdf
(2) http://www.sedesol.gob.mx/work/models/SEDESOL/Transparencia/PCEPCI/Equidad_de_genero/documentosPdf/Lenguaje_incluyente.pdf
(3) http://www.unfpa.or.cr/index.php/documentos-y-publicaciones-14/salud-sexual-y-reproductiva/vih-y-sida/3-cobertura-etica-del-vih-y-el-sida-costa-rica/file
(4) http://www.milenio.com/politica/nuncio-pobreza-opinion-mexico-religion-catolica-papa-africa-milenio_0_880711956.html